domingo, 27 de noviembre de 2011

La operación profética

Lo profético o los profetas son importantes para el fluir del Espíritu. Lo profético de Dios nos ayuda a saber lo que debemos hacer para mantenernos en este fluir.

Los profetas son importantes ya que junto a los apóstoles traen las coberturas y fundamentos necesarios a la congregación en paternidad y dirección.

Algunas de estas características del ministerio profético son:

1.- Los profetas derriban reinos demoniacos.
2.- Destruyen las obras del maligno.
3.- Destruyen lo carnal y lo pecaminoso de la congregación.
4.- Traen pureza y santificación a la casa del Padre.
5.- Traen revelación de la palabra y los propósitos de Dios.
6.- Afirman la identidad de cada miembro del cuerpo de Cristo.
7.- Construyen y edifican al cuerpo de Cristo.
8.- Desarraigan sistemas religiosos y espíritus babilónicos.
9.- Activa al resto de la congregación en el don profético.
10.- Desatan la alabanza y la adoración al Padre.
11.- Consuelan, exhortan y liberan a la iglesia.
12.- Activan dones y ministerios.
13.- Traen fortaleza y nuevas fuerzas.
14.- Traen restauración.
15.- Traen paternidad.
16.- Desatan la prosperidad financiera.
17.- Liberan el poder de la resurrección.
18.- Activan el temor a Dios y la reverencia a su santidad.
19.- Desatan la victoria y la conquista en medio del cuerpo.
20.- Activan los dones de fe, milagros y sanidades diversas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario