lunes, 7 de enero de 2013

Lo que producen las crisis

Es necesario que entendamos que como hijos de Dios estamos expuestos a sufrir distintos tipos de crisis como parte de nuestro proceso de madurez. Este proceso en el que el Señor nos introduce trae consigo distintas etapas las cuales traerán sus momentos de crisis añadidos. Será un factor clave entender estas crisis y no desfallecer al momento de vivirlas.

Una crisis fuera de los procesos de Dios no generará fruto no traerá consigo un cambio sino que se agudizará el estado de crisis haciéndolo cada vez más difícil. Ejemplo de esto son los momentos de desilusión en la vida que pueden desencadenar las depresiones congénitas.

domingo, 6 de enero de 2013

El reposo en Dios

Cuando hablamos de reposo en Dios nos referimos a descansar tal y como Él lo hizo en el séptimo día luego de haber terminado Su obra.

Génesis 2
2 Y en el día séptimo ’Elohim acabó su labor que había hecho, y en el día séptimo cesó° de toda su labor que había hecho.°
3 Y bendijo ’Elohim el día séptimo y lo santificó,° porque en él cesó ’Elohim de toda su obra que había creado al actuar.

En la epístola a los Hebreos capítulo 4 verso 3 el apóstol nos enseña que los que creen en Dios, entran en su reposo. Cuando realmente entramos en la esfera de la fe, entramos en el reposo de Dios.

Hebreos 3
1 Por lo cual, hermanos santos, participantes de un llamamiento celestial, considerad a Jesús° como el Apóstol° y Sumo Sacerdote de nuestra profesión,
2 el cual es fiel al que lo constituyó, como también lo fue Moisés en la Casa.°
3 Pero Aquél fue considerado digno de tanta más gloria que Moisés, por cuanto mayor honra que la Casa tiene el que la construyó.
4 Porque toda casa es construida por alguno, pero el que hizo todas las cosas es Dios.
5 Y Moisés, en verdad fue fiel sobre toda la Casa como siervo, para testimonio de las cosas que se habían de decir,°
6 pero el Mesías, como Hijo sobre su Casa, la cual casa somos nosotros, si nos aferramos a la confianza y a gloriarnos en la esperanza.°