Isacar

Los integrantes de la tribu de Isacar eran hombres expertos en el conocimiento de los tiempos, que sabían lo que Israel tenía que hacer.

1 Crónicas 12:32 De Isacar: doscientos jefes y todos sus parientes bajo sus órdenes.

Genesis 49:14 "Isacar es un asno fuerte echado entre dos alforjas. 49:15 Al ver que el establo era bueno y que la tierra era agradable, agachó el hombro para llevar la carga y se sometió a la esclavitud.

La palabra asno fuerte, no es muy alentadora pero hay un principio que ISACAR entiende y aplica, este principio es que para ganar algo en el mundo espiritual se debe servir.

Ezequiel 1:10 El aspecto de sus rostros era como rostro de hombre, pero todos cuatro tenían también cara de león, a la derecha; todos cuatro tenían cara de buey, a la izquierda; y todos cuatro tenían también cara de águila. Así eran sus caras.

De los cuatro rostros identificados por el profeta Ezequiel, uno es el buey y el buey es servidor, es un animal que sirve cargando pesos que no son suyos. Este es el espíritu que Dios quiere ponernos para ser como Isacar. Debemos entender que el tiempo que tenemos es muy valioso por ello debemos entender lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas, entendiendo el tiempo correcto en que debemos movernos.

Dios nos ha dado dones y ministerios para el servicio de su obra. Isacar da descanso a otros, y no significa que no desea descansar, sino que da su hombro para llevar peso. Dios lo bendice, "porque el que quiere ser el mayor, sea el menor".

Isacar entendió este principio de reino, mientras más te humillas, más Dios te exalta, mientras más quieres servir a otros, más Dios te bendecirá. Puede ser que quieras la unción de Isacar, para ello debes ser un asno.

Toda unción cuesta un precio y Dios es un Dios de procesos, hoy eres mejor que ayer y mañana mejor que hoy. Si queremos la unción de Isacar debemos estar dispuestos a servir a Dios y a sus hijos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los enemigos de tu tierra

La sequedad espiritual

Kadash - Consagrar