Entendiendo el pacto de Dios con su pueblo

Muchas veces creemos que el pacto de Dios con su pueblo sería la posesión de la tierra, el establecimiento de Su reinado, la vida eterna, la protección divina contra nuestros enemigos o incluso el librarnos del juicio eterno, pero en realidad debemos entender que el pacto de Dios con su pueblo era darnos lo más precioso que Él posee.

Su pacto fué el darnos al mismo Espíritu de su Hijo para que habite con nosotros. Su precioso Espíritu Santo habitando y haciendo morada en nosotros, revelándonos al Padre y llevándonos a seguir los pasos del Hijo de Dios. Israel no lo pudo entender, aún incluso algunos discípulos del nuevo pacto no comprendieron esta verdad mas el apóstol Pablo nos exhorta diciendo:

Colosenses 1:26 el misterio oculto desde los siglos y edades, pero ahora manifestado a sus santos, 27 a quienes quiso Dios dar a conocer cuál es la riqueza de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria;

Podemos entonces levantar nuestros brazos y decir juntos:

"Gracias Padre por tu precioso don, por Jesús en nosotros"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los enemigos de tu tierra

La sequedad espiritual

Kadash - Consagrar