Semilla

La creación de Dios se basa en semillas; la palabra semilla en griego es esperma. Dios estableció una ley en su creación y todo se multiplica por medio de semilla.

Genesis 1:11 Y dijo Dios:"¡Que haya vegetación sobre la tierra; que ésta produzca hierbas que den semilla, y árboles que den su fruto con semilla, todos según su especie!" Y así sucedió.

Dios usa los árboles como representación del creyente, cada árbol habla de su naturaleza, su raíz, y sus frutos.

Mateo 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.

Nosotros tenemos la semilla del Padre, por tanto nuestro deber es producir fruto bueno para llegar a ser "árboles de justicia, plantíos de Jehová para la gloria suya" (Isaías 61:3). Entonces podemos entender que la palabra justicia significa: “Uno que está de pie y libre de iniquidad".

El Señor nos llamó a ser árboles que den fruto según su semilla, y la semilla del Padre es luz, santidad, gobierno, justicia, paz. Procuremos manifestar esta semilla en cada lugar donde vamos, en cada situación que enfrentamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los enemigos de tu tierra

Dios de Tiempos: la Primavera

La sequedad espiritual