lunes, 12 de diciembre de 2011

La naturaleza de la Iglesia

La iglesia por naturaleza es profética. Su diseñador es celestial, su arquitecto es Dios.

Hebreos 11:10 porque esperaba la ciudad de cimientos sólidos, de la cual Dios es arquitecto y constructor.

la iglesia es la ciudad de Dios y tiene bien definidos sus fundamentos:

Efesios 2:20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular.

Su tabernáculo entre los hombres tiene diseños trazados en la eternidad.



Apocalipsis 21:2 Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. 3 Oí una potente voz que provenía del trono y decía: ¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios.

La iglesia, la esposa de Cristo fue diseñada en la mente infinita de Dios para ser su anunciadora profetica, por ende su naturaleza es profética.

Efesios 3:10 El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales.

La iglesia es la vocera de Dios y sus profetas son levantados para activar a los santos en el poder profético. Los ministerios según:

Efesios 4:11 Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, 12 a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. 13 De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo.

Los dones dados por Jesucristo son para entrenar, equipar y desatar a todos los creyentes para que ellos realicen la obra asignada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario