jueves, 15 de marzo de 2012

La identidad de los hijos de Dios

La identidad es la esencia misma de una persona, que la identifica como única. Según el Diccionario Etimológico la palabra identidad viene del latín identitas que por una parte se refiere a características que nos hacen percibir que una persona es única y por otro lado se refiere a características que poseen las personas que nos hacen percibir que son ellos mismos.

La identidad nos permite formar una imagen clara de como es alguien, teniendo en cuenta tres aspectos específicos:

·         Quien es
·         Para que nació
·         Hacia donde va


Entonces cuando vemos quien es la persona, para que fue creada y hacia donde va, vemos quien es realmente. La identidad en una persona determina un Propósito, una Dirección y un Destino específico en su vida.

Nosotros como hijos de Dios debemos conocer que nuestro Padre nos ha dado una identidad, basada en su misma esencia. Dentro de esta identidad Él nos definió un propósito, una dirección y un destino.

Como hijos de Dios debemos formar una imagen clara del Padre porque somos reflejo de Él. Él nos engendró a su imagen y semejanza tal como hizo con Adán. Cuando nacemos de nuevo recibimos del cielo esta semilla del Padre la que hace que revivamos a una nueva vida en Él.

Génesis 1
26  Entonces dijo ‘Elohim: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves de los cielos, sobre el ganado, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que repta sobre la tierra.
27  Y creó ‘Elohim al hombre a su imagen, a imagen de ‘Elohim lo creó, macho y hembra los creó.
28  Luego ‘Elohim los bendijo; y les dijo ‘Elohim: Fructificad y multiplicaos, llenad la tierra y sojuzgadla, dominad sobre los peces del mar y las aves de los cielos y sobre todo ser vivo que se mueve sobre la tierra.

Isaías 49
1  ¡Oídme, costas, y atended, pueblos lejanos! YHVH me llamó desde el vientre; Desde las entrañas de mi madre tuvo en memoria mi nombre.

Aun cuando somos diferentes el uno del otro dado que tenemos distinta personalidad, gustos formas, en Cristo somos un cuerpo con una sola identidad clara y definida que nos permite diferenciarnos del mundo.

El Padre nos engendró con su misma semilla. La palabra semilla  viene del griego SEMEN, por ende el Padre nos engendró de su mismo semen por medio de su Espíritu.  

1 Pedro 1
23 habiendo sido reengendrados, no de una simiente corruptible, sino incorruptible, por medio de la palabra de Dios, que vive y permanece.

 

Sellos de nuestra Identidad


Salmos 8
5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

La palabra Gloria, en griego es doxa que nos habla de dignidad, honor, alabanza. Es decir el Padre nos creo con el fin de que lo representáramos aquí en la tierra, esta es la idea del Padre de los espíritus para con sus hijos. Dios nos corono de gloria y de honra como un sello sobre nuestras vidas para que domináramos sobre nuestros territorios trayendo su reino, impactando con la cultura del reino a los que andan en tinieblas para que vean la luz a través de nosotros los manifestadores de luz.

Isaías 9
2  El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz;  los que moraban en tierra de sombra de muerte,  luz resplandeció sobre ellos.

Nuestro deber como hijos es traer su gobierno y dominio a la tierra. La palabra dominio viene del hebreo rada y significa pisotear, subyugar, estar a cargo de. Estamos a cargo de la tierra y la tierra lo sabe.

Romanos 8
19  Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

El diccionario define la palabra aguardar como alguien que esta esperando un acción de parte de otra persona.

Romanos 8
20  Porque la creación fue sujetada a vanidad,  no por su propia voluntad,  sino por causa del que la sujetó en esperanza;
21  porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción,  a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

El primer mandamiento de Dios a sus hijos fue: “Que se multiplicasen y reinaran sobre toda cosa en la tierra, es decir que gobernaran y sojuzgaran  la tierra con autoridad”. En hebreo la palabra sojuzgar es kaboch, que significa mandar sin lastima, gobernar con violencia.

Génesis 1
28  Luego ‘Elohim los bendijo; y les dijo ‘Elohim: Fructificad y multiplicaos, llenad la tierra y sojuzgadla, dominad sobre los peces del mar y las aves de los cielos y sobre todo ser vivo que se mueve sobre la tierra.

 

Identidad en Cristo

Como hijos de Dios el Padre ha preparado para nosotros un propósito, y un destino dándonos la dirección para alcanzarlos.

 

Nuestro propósito

Nuestro propósito como hijos de Dios tiene que ver con fertilidad  y gobierno.

 

Fertilidad

El huerto del edén tenía las condiciones ideales para fructificar y multiplicar la tierra. Hoy nuestro espíritu es la buena tierra y posee todas las habilidades para dar fruto.

Juan 15
5 Yo soy la vid,  vosotros los pámpanos;  el que permanece en mí,  y yo en él,  éste lleva mucho fruto;  porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 15
8  En esto es glorificado mi Padre,  en que llevéis mucho fruto,  y seáis así mis discípulos.

Marcos 4
20  Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben,  y dan fruto a treinta,  a sesenta,  y a ciento por uno.

Lucas 8
8  Y otra parte cayó en buena tierra,  y nació y llevó fruto a ciento por uno.  Hablando estas cosas,  decía a gran voz: El que tiene oídos para oír,  oiga.

 

Gobierno

Tiene que ver con la mayordomía que nos fue entregada, con el terreno que se nos entrego ya sea nuestra vida donde debemos gobernar nuestras emociones, nuestra voluntad, etc. Nuestra familia, nuestro hogar, nuestra congregación, nuestra nación y aun las naciones de la tierra.

Debes aprender a gobernar toda clase de asuntos por mas mínimos que sean ya que satanás esta esperando que abramos una brecha para entrar con todo. No debemos dejar puertas abiertas, gobierna y se diligente en cerrarlas.

 

Nuestra dirección

Debemos tener claro que nuestra dirección es traer el Reino de los Cielos a la Tierra. Debemos ser manifestadores de su reino.

Mateo 6
10  Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, también en la tierra.

 

Nuestro destino

Fuimos engendrados para ser alabanza de Su Gloria.

Efesios 1
12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria,  nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.

 

Características de la Identidad en Cristo

Como iglesia e hijos de dios tenemos una misma Identidad en Cristo.

 

En Cristo tenemos una posición clara


Juan 1
12 pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios

Romanos 8
14  Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
15  Porque no recibisteis espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor; sino que recibisteis el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba! (¡Padre!)
16  El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
17  Y si hijos, también herederos: por una parte, herederos de Dios, y por la otra, coherederos con Cristo, ya que juntamente padecemos para que juntamente seamos glorificados.
18  Pues considero que los sufrimientos del tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria venidera que va a ser revelada en nosotros.
19  Porque el profundo anhelo de la creación espera la revelación de los hijos de Dios.

Las tinieblas saben bien que la forma de mantener una ciudad, persona o iglesia sin gobernar es manteniendo su verdadera posición oculta. Queremos decir con esto que las tinieblas saben que el gobierno se ejerce desde una posición, y la posición del Reino de Dios es la de hijo.

Mateo 13
38 el campo es el mundo, la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del Maligno,

 

En Cristo tenemos responsabilidades específicas


Hechos 10
38  respecto a Jesús de Nazaret: Cómo Dios lo ungió con el Espíritu Santo y poder. Éste pasó haciendo el bien y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con Él.

Es en nuestra posición de hijos que podemos tomar todo lo que el Padre tiene y usarlo en nuestro beneficio. Hay una diferencia entre decir “Señor si tú quieres” y decir “Sea hecho en el nombre de Jesús” porque el Señor por supuesto que quiere lo que nosotros declaramos y solo necesita una voz alineada con su Espíritu que conozca Su palabra para que pueda establecer el diseño de los cielos sobre la tierra.

Isaías 61
1  El Espíritu de Adonay YHVH está sobre mí, porque YHVH me ha ungido. Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, A vendar los corazones desgarrados, A proclamar libertad a los cautivos Y a los presos apertura de la cárcel;
2  A promulgar el año de gracia de YHVH, Y el día de la venganza de nuestro Dios; A consolar a todos los que lloran,
3  A comunicar la alegría a los que lloran en Sión, Dándoles hermosura en lugar de ceniza, Y óleo de regocijo en lugar de lamentos, Y el manto de alabanza en lugar de pesadumbre, Para que sean llamados árboles de justicia, Plantados por YHVH mismo, para que Él sea glorificado.

La identidad afirma nuestra posición de hijos y es a través del Espíritu Santo que podemos tener este derecho.

 

Manifestación de los frutos en los hijos de Dios


Mateo 7
16  Por sus frutos los reconoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Como hijos debemos manifestar el fruto de nuestra identidad en obediencia, lealtad, en guardar Sus mandamientos, en buscar agradar al Padre, en vivir en intimidad con Él. Los hijos no se complacen en lo malo sino en lo bueno, buscan la justica, andan en luz y en santidad, gobiernan sus asuntos a la luz de la palabra, tienen paz, decretan paz, bendicen, aman sin esperar nada a cambio, traen sanidad a los demás.

Falta de Identidad


El problema que hayamos es que no todos los hijos de Dios tienen clara su identidad y viven vidas que no reflejan lo que tienen por derecho.

Una de las causas del rechazo en las personas es justamente la falta de identidad.

Intimidad con el Padre

Estando en intimidad con nuestro Padre podemos sanar la falta de Identidad ya que en su regazo todo sentimiento de orfandad, de soledad, de depresión, de falta de aprobación, de falta de amor y aceptación desaparece.

Debemos quitar todo impedimento que ha puesto las tinieblas para que no veamos nuestra identidad en Cristo. Las tinieblas han obrado con:

 

Orfandad


Salmos 68
6 Dios hace habitar en familia a los desamparados; Saca a los cautivos a prosperidad;

 

Velos


2 Corintios 4: 4  en los cuales el dios de este mundo cegó las mentes de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del Evangelio de la gloria de Cristo, quien es imagen de Dios.
6 Porque el Dios que dijo: ¡Resplandezca luz en las tinieblas! es el que resplandeció en nuestros corazones para iluminación del conocimiento de la gloria Dios en la faz de Cristo.

 

Iniquidad


Isaías 59:12  Porque nuestras rebeliones se han multiplicado delante de ti,  y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros;  porque con nosotros están nuestras iniquidades, y conocemos nuestros pecados.

1 comentario:

  1. Es hermoso saber verdaderamente cual es nuestra identidad, la gloria sea para Dios. bendiciones.
    Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar