domingo, 6 de enero de 2013

El reposo en Dios

Cuando hablamos de reposo en Dios nos referimos a descansar tal y como Él lo hizo en el séptimo día luego de haber terminado Su obra.

Génesis 2
2 Y en el día séptimo ’Elohim acabó su labor que había hecho, y en el día séptimo cesó° de toda su labor que había hecho.°
3 Y bendijo ’Elohim el día séptimo y lo santificó,° porque en él cesó ’Elohim de toda su obra que había creado al actuar.

En la epístola a los Hebreos capítulo 4 verso 3 el apóstol nos enseña que los que creen en Dios, entran en su reposo. Cuando realmente entramos en la esfera de la fe, entramos en el reposo de Dios.

Hebreos 3
1 Por lo cual, hermanos santos, participantes de un llamamiento celestial, considerad a Jesús° como el Apóstol° y Sumo Sacerdote de nuestra profesión,
2 el cual es fiel al que lo constituyó, como también lo fue Moisés en la Casa.°
3 Pero Aquél fue considerado digno de tanta más gloria que Moisés, por cuanto mayor honra que la Casa tiene el que la construyó.
4 Porque toda casa es construida por alguno, pero el que hizo todas las cosas es Dios.
5 Y Moisés, en verdad fue fiel sobre toda la Casa como siervo, para testimonio de las cosas que se habían de decir,°
6 pero el Mesías, como Hijo sobre su Casa, la cual casa somos nosotros, si nos aferramos a la confianza y a gloriarnos en la esperanza.°

El entendimiento que nos da el apóstol acerca del ministerio de Cristo se amplía aún más con la afirmación de que Cristo es el Sumo Sacerdote de la CASA. Antes para el sacerdocio Aarónico la casa era la tienda que fue construida por Moisés con el atrio, lugar santo y lugar santísimo llamada tabernáculo. Mas Cristo cuando ascendió a los cielos luego de pagar el precio tabernaculizó en nosotros, mostrándonos que la casa para Él somos nosotros mismos, y ya no más la tienda revelada a Moisés. La CASA es el lugar destinado desde la eternidad para que habite el Espíritu Santo de Dios, este es el lugar donde el Sumo Sacerdote Cristo ejerce su sacerdocio día tras día por medio del sacrificio que ofreció una vez y para siempre.

Aunque pareciera que el sacerdocio era parte de la antigua ley, esto no es así. El sacerdocio es transversal a la ley porque se mantiene incluso en la ley de la gracia dada por Cristo. Se cambia entonces la forma en que se oficia el sacerdocio mas no el ejercicio de éste.

Hebreos 10
11 Y todo sacerdote en verdad está de pie° día tras día ministrando y ofreciendo repetidamente los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados.°
12 Pero Éste,° habiendo ofrecido un solo sacrificio para siempre por los pecados, se sentó° a la diestra de Dios,
13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies.°
14 Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

¿Qué es el reposo?


Cristo pagó una vez y para siempre por todos ofreciéndose como sacrificio vivo en el tabernáculo que estaba en los cielos y que ahora está en nosotros. Él como Sumo Sacerdote debe oficiar su ministerio en la CASA que nosotros hemos preparado para Él por tanto el reposo del Señor es entender que Cristo ya pagó una vez y para siempre por nosotros y que ya no tenemos nunca más confiar en la ley de las obras sino en la ley de la gracia.

Hebreos 10
5 Por lo cual, entrando en el mundo, dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Pero me preparaste cuerpo.

8 Diciendo antes: Sacrificios y ofrendas y holocaustos y expiaciones° no quisiste ni escogiste (las cuales cosas son ofrecidas según la ley).
9 Entonces ha dicho: He aquí, he venido° para hacer tu voluntad. Quita lo primero, para establecer lo segundo.

El reposo trae la libertad del razonamiento lógico, de las batallas con nuestra mente, de los miedos, de la falta de paz interior, de los afanes y de las frustraciones que experimentamos cuando tratamos de hacer lo que sólo Dios puede hacer. Estar en el reposo de Dios no es necesariamente reposar de la actividad física, sino reposar en confianza en medio de todas las cosas que vienen en la vida. Es un descanso del alma donde la mente, la voluntad y las emociones están en paz porque han entendido que Cristo está como Sumo Sacerdote ministrando en nuestro interior.

Hebreos 3
7 Por lo cual, así como dice el Espíritu Santo: Hoy, si oís su voz,
8 No endurezcáis vuestros corazones Como en la rebelión, en el día de la tentación, en el desierto,
9 Donde me tentaron vuestros padres, Poniéndome a prueba, aunque vieron mis obras cuarenta años.
10 Por lo cual, estuve airado con aquella generación, Y dije: Siempre se extravían en su corazón, Y no han conocido mis caminos.
11 Por tanto juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.°

El reposo para el pueblo de Israel era la tierra prometida, lugar donde descansarían de la esclavitud que por años sufrieron en Egipto bajo el reinado de los faraones. Pero el diseño original del Padre para sus hijos se torció debido a la desobediencia del pueblo, por sus corazones endurecidos, tentaron a Dios y juró que aquellos no entrarían en su Reposo salvo Josué y Caleb. Cuando Josué y Caleb les invitan a conquistar la tierra la dureza de sus corazones (fortalezas mentales) los hacen retroceder y no pelear por su herencia.
 
Números 14
21 No obstante, tan cierto como Yo vivo, y la gloria de YHVH llena toda la tierra,
22 que todos los hombres que vieron mi gloria y mis señales que hice en Egipto y en el desierto, y aun así me provocaron ya diez veces y no oyen mi voz,
23 no verán la tierra sobre la cual juré a sus padres. Todos los que me despreciaron, no la verán.°
24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo otro espíritu en él y fue íntegro conmigo, lo introduciré en la tierra donde entró, y su descendencia tomará posesión de ella,°
25 aunque el amalecita y el cananeo habiten en el valle.° Regresad mañana y marchad al desierto por el camino del Mar Rojo.

Queda entonces como tarea para cada hijo de Dios el edificar la CASA en que el Sumo Sacerdote Cristo oficia día a día diciendo a nuestros corazones “no es por obras es por fe”.

1 Corintios 3
12 Si sobre el° fundamento alguno edifica oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca;
13 la obra de cada uno se hará manifiesta, porque el día la mostrará, pues con fuego está siendo revelada, y el fuego probará la clase de obra de cada uno.
14 Si la obra de alguno que sobreedificó, permanece,° recibirá recompensa.
15 Si la obra de alguno es consumida por el fuego, sufrirá pérdida; si bien él mismo será salvo, aunque así como a través del fuego.°
16 ¿No sabéis que sois santuario de Dios, y el Espíritu de Dios mora en vosotros?°
17 Si alguno destruye el santuario de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el santuario de Dios es santo, el cual sois vosotros.

Dios quiere que vivamos en paz y en su reposo. Pero para poder hacerlo, necesitamos "creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan".

Hebreos 11
6 Pero sin fe es imposible agradarlo, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que existe, y que es galardonador de los que lo buscan.

 

¿Qué es Canaán?


La Tierra Prometida es Cristo. Cristo, para ser disfrutado en plenitud.

Deuteronomio 11
24 Todo lugar que pise la planta de vuestro pie será vuestro. Desde el desierto y el Líbano, y desde el Río, el río Éufrates, hasta el Mar Occidental, será vuestra frontera.

El apóstol Pablo dijo "en quien (en Cristo) están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento." Cristo es la Buena Tierra que esconde tesoros.

Colosenses 2
2 para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar toda riqueza de plena certidumbre del entendimiento, a fin de conocer completamente° el misterio de Dios: El Mesías;°
3 en el cual están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Más que el Edén de Adán, más que el Canaán de Israel (las cuales son sólo figura y sombra) es el Cristo de Dios para aquellos a quienes ha sido revelado.

En Canaán, en Cristo, está el reposo del cristiano. Está el reposo de sus enemigos, y de Amalec, que es, por fin, destruido. (Deuteronomio 25:19). Es también el reposo de las obras de la Ley. La carne y sus obras quedan atrás. Ahora entramos al régimen del Espíritu, la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús.

Gálatas 2
16 sabiendo que el hombre no es declarado justo por las obras de la ley,° sino° por la fe de Jesús el Mesías,° también nosotros creímos en Jesús el Mesías, para que fuéramos declarados justos por la fe del Mesías, y no por las obras de la ley; porque por las obras de la ley ninguna carne° será declarada justa.

En Cristo está la plenitud y en Él somos hallados perfectos. ¡Nada menos que eso ha preparado Dios para los que le aman!

¿Porque hay muchos que no han entrado en Su Reposo?



Israel da vueltas en círculos, interminablemente. Ellos ya no tienen metas, ellos no tienen aspiraciones. Para ellos ya no existe Canaán. El propósito de su salida de Egipto se ha desvirtuado. Ellos sólo caminan, comen y beben para morir. ¡El sentido de su peregrinar es la muerte! Para muchos cristianos hoy, las cosas parecieran no ser diferentes.

El cristiano que echa mano a la ley de las obras da vueltas en el desierto, y finalmente tiene que caer allí. El desierto es la vida cristiana vivida en la carne, como un sistema de obras, de rituales externos, sin esperanza de avanzar a Canaán hacia una plenitud de vida en Cristo. Es la vida del alma no crucificada. El cristiano sólo piensa en saciar su hambre y su sed, y si alguna vez mira hacia lo lejos, no es hacia Canaán, sino hacia Egipto.

No obstante, la fidelidad de Dios se manifiesta cada día: no le falta la nube de día y la columna de fuego de noche. El calzado no se gasta y el vestido no se envejece. Es un hijo de Dios, y como tal, disfruta de sus favores. Sin embargo, no conoce la plenitud de la vida interior. Lamentablemente, confunde la misericordia de Dios con la buena voluntad de Dios.

Tiempo de reposo


Hebreos 4
3 Pero los que hemos creído entramos en el reposo, como ha dicho: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo,° (aunque sus obras fueron acabadas desde la fundación del mundo).
4 Porque así dijo en algún lugar respecto al séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día.°
5 Y otra vez en este lugar:° No entrarán en mi reposo.°
6 Por tanto, puesto que falta que algunos entren en él (y los que antes oyeron las buenas nuevas no entraron a causa de su desobediencia),
7 de nuevo fija un día: Hoy, diciendo por medio de David, después de tanto tiempo, como queda dicho antes: Hoy, si oís su voz, No endurezcáis vuestros corazones°.

El Señor ha fijado un día “HOY” para aquellos que no han entrado aun en su reposo. Este HOY es la puerta que el Señor abre en su misericordia para que sus hijos entiendan que deben descansar de las obras, del hacer para recibir, del razonamiento lógico para alcanzar las promesas y entrar confiadamente al regazo del Padre, donde seremos consolados, edificados, equipados, fortalecidos para este nuevo tiempo.

Hebreos 4
8 Porque si Josué los hubiera hecho reposar,° no hablaría° después de estas cosas acerca de otro día.
9 Queda, por tanto, un reposo sabático para el pueblo de Dios.
10 Porque el que entró en su reposo, también él reposó de sus obras, como Dios de las suyas.°
11 Procuremos pues entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en el mismo ejemplo de desobediencia.

Como entrar en Su Reposo


Hebreos 3
12 Mirad pues hermanos, no sea que acaso haya en alguno de vosotros un corazón malo de incredulidad como para apartarse del Dios vivo.
13 Antes bien, exhortaos los unos a los otros cada día, en tanto se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
14 Porque hemos llegado a ser partícipes del Mesías con tal que retengamos firme hasta el fin el fundamento,°
15 en tanto se dice: Hoy, cuando escuchéis su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la rebelión.°
16 Porque, ¿quiénes, después de oír, se rebelaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por medio° de Moisés?
17 ¿Y con quiénes estuvo airado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto?
18 ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a los que desobedecieron?°
19 Y vemos que no pudieron entrar por causa de la incredulidad.

Entendemos entonces que para entrar en el reposo del Padre debemos ser obedientes a la palabra que Él nos ha dado. El pueblo de Israel tenía su promesa de alcanzar la tierra prometida, pero dudaron en su corazón, hubo incredulidad por tanto el Señor les dijo que no entrarían en Su reposo. Nosotros debemos pues entender que al ser partícipes del ministerio del Mesías, como la CASA donde Él ministra su sacerdocio no podemos permitir incredulidad tal que no veamos la tierra prometida, el reposo que está destinado para los hijos.

Hebreos 4
1 Temamos por tanto nosotros, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.
2 Porque así como a ellos, también a nosotros se nos ha predicado la buena nueva; pero no les benefició la palabra de la predicación, por no ir acompañada de la fe por parte de los que la habían oído.

Sabemos que la fe es obediencia (emuna) y es la llave que permite que entremos en el reposo del Señor. Por tanto seamos diligentes en obedecer para que la palabra de la predicación de Cristo, nuestro Sumo Sacerdote nos beneficie de tal forma que veamos su Reposo.

¿Quiénes entran en Canaán?


Dos clases de personas entraron en Canaán: los menores de 60 años, la mayoría de los cuales habían nacido en el desierto; algunos de ellos eran los niños que habían sido objeto de los temores de sus padres en el tiempo del informe de los espías.

Estos representan a los niños a quienes el Padre les revela su Hijo (Mateo 11:25), a los que se vuelven niños para entrar en el reino. (Mateo 18:3). Y también a los jóvenes fuertes de que habla Juan. (1 Juan 2:14 b). Estos son los que no se conforman con los secos rituales y se atreven a avanzar, dejando el desierto.

Mateo 11
25 En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de sabios y entendidos, y las revelaste a los niños.

Mateo 18
3 y dijo: De cierto os digo: Si no fuerais transformados° y llegarais a ser como niños, de ningún modo entraréis en el reino de los cielos.°

1 Juan 2
14 Os estoy escribiendo,° hijitos, porque habéis conocido al Padre. Os estoy escribiendo, padres, porque habéis conocido al que es desde un principio. Os estoy escribiendo, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.

La otra clase de personas son los vencedores longevos, representados por Josué y Caleb. Ellos son los que soportan 40 años en el desierto. Pertenecen a una generación que cayó bajo los juicios de Dios. Son los sobrevivientes al sistema. Los pocos que vencen en medio de la mediocridad de la cristiandad sin incentivo ni  metas. Ellos se mantienen vigorosos y fuertes como el primer día, porque son hombres de fe. (Josué 14:10-11).

Josué 14
10 Ahora bien, YHVH me ha hecho vivir, como Él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde que YHVH habló esta palabra a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí hoy ya tengo ochenta y cinco años.
11 Todavía hoy estoy tan fuerte como el día en que Moisés me envió. Cual era entonces mi fuerza, tal es mi fuerza ahora para la guerra, tanto para salir como para entrar.

El bautismo en el Jordán le separa de las tierras áridas, de Meriba y de Masah, de una vida de incredulidad y de obras.

Hebreos 4
12 Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta dividir el alma y el espíritu, y hasta las coyunturas y los tuétanos, y es capaz de discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.
13 Y no hay criatura escondida en su presencia; antes bien, todas las cosas están desnudas y expuestas a los ojos de Aquél a quien tenemos que presentar° cuenta.
14 Por tanto, teniendo un gran Sumo Sacerdote que ha traspasado los cielos: Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino Uno que ha sido tentado en todo según nuestra semejanza, pero° sin pecado.

Hebreos 4
16 Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia, para que obtengamos misericordia y hallemos gracia para el oportuno socorro.

Muchos cristianos acaban su vida sin ver a Canaán. Ellos piensan que Canaán es el cielo y se consuelan con una dicha sólo futura. Ellos no saben que los lugares deleitosos son para su disfrute, hoy.

Hebreos 10
19 Así que, hermanos, teniendo confianza para entrar en el lugar santísimo por la sangre de Jesús,
20 la cual° nos abrió un camino nuevo y vivo, por medio del velo, esto es, de su carne;
21 y teniendo un gran Sacerdote sobre la Casa de Dios,
22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo los corazones° rociados, y así libres° de mala conciencia, y los cuerpos lavados con agua pura.°
23 Mantengamos sin fluctuar la confesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.
24 Y considerémonos los unos a los otros para estímulo del amor y de las buenas obras;
25 no abandonando nuestra propia asamblea, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuanto veis que aquél día se acerca.

Señor permitenos ser hijos obedientes que entienden que eres Tu elSumo Sacerdote que ministra nuestras casas y así descanzar en tu regazo. Nos acercamos confiadamente a Tu trono porque haz abierto para nosotros un camino nuevo y vivo por tu sangre derramada en la cruz.

Hebreos 7
26 Porque tal Sumo Sacerdote nos convenía: Santo, inocente, incontaminado, separado de los pecadores, y exaltado por encima de los cielos;
27 que no tiene necesidad cada día, como los sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados y después por los del pueblo,° porque hizo esto de una vez por todas ofreciéndose a sí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario