La dieta que todo hijo necesita

Nuestra etapa adulta está conformada por la información que adquirimos cuando niños. Es por este motivo que necesitamos darles a nuestros hijos tres vitaminas esenciales para el crecimiento sano de sus vidas.

- AMOR

- APROBACIÓN

- ACEPTACIÓN

Amor

El amor de los padres hacia los hijos les permitirá nutrirse y desarrollarse de manera correcta. Esta vitamina del amor provocará como consecuencia un desarrollo tanto emocional y psicológico pleno. El amor y la cercanía física de los padres hacia sus hijos le otorgara al niño la capacidad de crecer de manera sana.

1 Juan 4
18 en el amor no hay temor.

Aprobación

Es importante que nuestros hijos se sientan amados y sepan que son aprobados por nosotros. Debemos darles a conocer que ellos son agradables a nosotros tal y como son y que por tal motivo los aprobamos y amamos. También es importante hacerles saber que son aprobados por Dios.

Aceptación

Esta es una herramienta muy importante en la estimulación y crecimiento del niño. Si nuestros hijos se sienten aceptados por nosotros estaremos construyendo en ellos una buena autoestima y confianza. La palabra nos muestra que Jesús crecía en gracia, en fortaleza y en sabiduría. Esto nos deja ver la calidad de niñez que Jesús llego a tener.

Tuvo un desarrollo perfecto en el plano humano sin hacer uso de su divinidad. Nuestros hijos necesitan atención, nuestro cuidado, amor y aceptación hacia ellos. Para poder desarrollar a futuro adultos sanos e íntegros, tal como ocurrió con Jesús.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los enemigos de tu tierra

La sequedad espiritual

Dios de Tiempos: la Primavera